BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS

sábado, 29 de noviembre de 2014

Daphne Blue [tercera parte]

Conocí a cierta chica cuando dios me arranco una costilla, el ojo izquierdo y el sueño para darle forma en una noche completamente blanca en la que todos usábamos abrigos, el mio era azul con rayas negras, el de ella simplemente de un azul dos o tres tonos mas claro que el mio.
Aun era temprano por la noche, creo que aun no daban ni las diez y podías ver toda la extensión de la playa bajo la luz fría y plateada de una luna llena decembrina.
Resumiendo; nuestro primer encuentro fue algo que se sentía predestinado.
Ni mejor clima ni mejor momento ni mejor paisaje ni una mejor fecha pudimos haber pedido.
Si hubiera sido una película ese primer vistazo, ese primer cruce de miradas hubiera tenido música de the carpenters como fondo arruinando para siempre la escena.
Para cuando las palabras vinieron ya habíamos construido una base para asentarlas hecha a raíz de puras miradas.
La primera etapa es aquella donde las palabras son innecesarias, las cosas aun no son reales, no son solidas son solamente una idea.
La segunda etapa son el intercambio y con ello empieza la construcción de algo.
La tercera etapa es todo lo demás.
El orden puede alterarse, pero personalmente no lo recomiendo.

Cierta chica besaba chocando mis labios con los suyos lo que me hacia creer que ella venia de un lugar mas alto que los ángeles.
Cierta chica me dosificaba poco a poco los sueños que dios me había quitado para construirla, me los daba mezclados con los suyos, a veces escondía alguno de sus miedos entre ellos y yo me los devoraba fingiendo que no me daba cuenta.
Me comía su miedo y ella apaciguaba el mio y también viceversa.
Mi cabeza era un satélite flotando a setecientos cincuenta kilómetros de altura transmitiendo a mis entrañas imágenes de habitaciones con cortinas mecidas por el viento y una cama individual.

A Julieta le quedan 16 días de vacaciones y mientras tanto estoy solo en esto.
Me gusta Julieta porque extiende sus brazos y no tengo que decirle nada, si pudiera amarla seria perfecto, pero el problema es que no puedo.

La recepcionista del lugar, me hace callar con un gesto justo cuando estoy por decirle mi nombre y me indica a cambio con un dedo que camine por el pasillo a su derecha y toque la puerta.
Sobre la puerta, en una placa dorada dice:

Sroka Zwyczajna 
Santo patrón de las causas perdidas

Y de pronto tengo miedo de entrar porque no estoy preparado para hablar en otro idioma que no sea español y el nombre es evidentemente extranjero pero abro la puerta cuando me piden que entre de todos modos. La habitación tiene una alfombra verde botella, las paredes están tapizadas con libros y el aire acondicionado esta en una temperatura muy baja, tanto que puedo ver mi respiración. En el extremo opuesto de la habitación hay un escritorio de una madera preciosa y una silla plegable color roja frente a esta. La misma voz que me invitó a entrar me pide ahora que tome asiento, la voz viene de uno de esos elegantes sillones que giran sobre su base de modo que el propietario de la voz, el santo patrón de las causas perdidas me da la espalda sin que yo pueda verlo sentado justo frente a mi con solo el escritorio de por medio.
La silla desplegable es una de esas baratas que compras en cualquier supermercado y cuando me siento da la impresión de que va a ceder ante mi peso, es lo único en la habitación que no tiene un aire de elegancia e importancia y resulta obvio que esta hecho así a propósito; llegas a la puerta del santo patrón sintiéndote pequeño en necesidad de ayuda y su oficina te lo recuerda constantemente; tu eres pequeño yo soy grande.
Tu buscas ayuda, yo estoy en disposición de ofrecerla.
Hay un silencio lo suficientemente largo como para notar que sobre el escritorio hay una carpeta con mis dos nombres y mis dos apellidos impresos en un etiqueta pegado en un costado. Y entonces Sroka Zwyczajna me pregunta porque, que porque me permití caer en una situación en donde tuviese que pedirle su tiempo. Aquello suena mas a un reclamo que a una verdadera pregunta; pero antes de que pudiera responder cualquier cosa su silla gira y el santo patrón se muestra ante mi como un sujeto flacucho con traje a la medida y cabeza de ave. Sobre sus piernas están los restos sangrantes de unas aves mas pequeñas que asumo han sido su almuerzo y le han manchado las ropas.
"Va a devorarme" pienso.
El santo patrón se abalanza y me devora.
Me despierto poco después del mediodía en mi propia alcoba.
En el suelo hay una nueva ave muerta regalo de Sputnik que ha dormido sobre mi estomago.
Tomo una bolsa, meto el ave y procedo a meterla en el congelador con las demás.

martes, 25 de noviembre de 2014

Bosnian Rainbows - Torn Maps







Bosnian Rainbows - Torn Maps Lyrics

Of the Atlantic Ocean
Once held
The secrets of this world

Soldier is in constant search
Believing love will end
Asymmetrical warfare
Has got us on the run

(Chorus):
Can we just stop
Acting like we don’t know?
Eating up your lies
Throw them out tomorrow
Can we hold hands?
I promise you that they are clean
Putting up a fight
Against these men that hide behind
Newspapers and networking
Against these men that hide behind
Us!

Those minds are tearing at old scars
Hoping the truth will heal their past
Mother is in constant search
Expecting love will grow
Burning out before the flame
Has got us up in arms

(Chorus)

We’re not too ?
It’s commuting two people in ?
We’re not too final
Growing up to be another doormat

domingo, 23 de noviembre de 2014

Simple

Veo como su dedo tiembla en el gatillo así que le grito que se apresure que hay gente esperándome en el otro lado y todo eso.
-No puedo hacerlo - me dice.
-Quizás no - Le respondo - Pero si no lo haces, bueno, tu sabes.
Bang.
El primer disparo se estrella contra la pared y rebota rompiendo una lampara así que le digo que estoy bastante seguro de que puede disparar mejor que eso.
Bang.
El segundo disparo me arranca un pedazo de oreja. Esto esta mejor.
Bang.
El tercer disparo vuelve a pegar contra la pared lo cual es inconveniente porque estoy seguro de que el cartucho acaba de quedarse sin munición.
-Espera -le digo Y doy un paso hacia el para darle mi cartucho lleno.
Bang.
El cuarto disparo entra por mi ojo izquierdo y me atraviesa el cráneo. ¿Que carajos?.
"Claro" Me digo mientras caigo. "No conté la bala en la recamara, siempre me olvido de esa".

Daphne Blue [segunda parte]

Cuando los ángeles te besan meten la lengua, eso es un hecho.
En tu boca el sabor de palomitas saladas, gomitas azucaradas y los labios hinchados y enrojecidos por haber sido mordidos.
Quiero a Julieta tanto o mas como ella me quiere.
Julieta me quiere tanto o mas de lo que yo la quiero a ella.
Pero en ella no hay nada que pueda identificar como hecho exclusivamente para mi.
En mi no hay nada hecho exclusivamente para ella.
No puedo amarla.
No puede amarme.
En nuestra relación hay un cariño real, me preocupo y ella cambio se preocupa por mi, en ella me encuentro a mi mismo pero lo nuestro no es una escalera hacia algo mas profundo o intimo. Eso como sea, esta muy bien.

Ella no me habla, simplemente me besa.
Toma mi mano hasta que me quedo dormido.
Me gusta porque no le interesa recorrer las habitaciones que yo no estoy dispuesto a mostrarle.
No soy el único en la vida de Julieta.
Julieta no es la única en mi vida.
Su cabello huele a crema para peinar de naranja. Me dice que se ira de viaje sin su esposo y que volverá en 20 días.

Como vivo solo el departamento siempre esta en silencio y a oscuras pues evito prender las luces si no es absolutamente necesario para ahorrar en la cuenta de la luz. En la oscuridad de la noche el único ruido es el refrigerador y el congelador funcionando.
Tus ojos ven a cada momento tu nariz pero tu cerebro elige filtrarla de tu visión porque no es importante.
Que solitarias deben sentirse las narices.
Bajo mi departamento vive una vecina junto a seis gatos, uno de los cuales tiene por costumbre entrar por mi ventana y dormir sobre mi estomago. Un felino completamente blanco de ojos azules que suele traerme pájaros muertos como regalo.
Puede deberse a las pocas horas de sueño pero he guardado cada uno de esas aves muertas y sangrantes en el congelador donde ahora yacen como paletas heladas dentro de las bolsas ziploc donde los guardo.
En total ya tengo 11 aves de esta forma.
No las tiro pues me da miedo herir los sentimientos del gato, ademas de otra manera el congelador permanecería vacío así que, ¿Porque no?.
El gato se llama Sputnik según la placa en su cuello.

Julieta me manda un mensaje al celular "Consigue una nueva novia", no le respondo nada y ella no insiste, aun le quedan 20 días de vacaciones.
Esta noche el departamento esta completamente callado, me toma un poco darme cuenta de que ni siquiera se escucha el ruido del refrigerador funcionando.
Las aves ya no deben tener la pinta de paletas heladas.
Aire húmedo y materia orgánica en putrefacción sin ventilación en un pequeño espacio sellado, una combinación ganadora.
Enciendo la luz de la cocina y tomo una bolsa negra para basura. Abro el congelador y oh sorpresa. Esta vacío, pero alguien ha estado cavando un túnel dentro de el, un túnel que se extiende varias decenas de metros hasta donde alcanza la vista, lo cual resulta de lo mas peculiar tomando en cuenta que la pared inmediatamente detrás de este tiene solo unos centímetros de grosor.

Cuando los ángeles te besan meten la lengua.
Me despierto en la sala de cine junto a Julieta. Mis labios hinchados y rojos por haber sido mordidos.
La película ya terminó, la sala esta vacía.
Me dice que se ira de vacaciones 20 días y se marcha dejándome en la entrada de los cines.
Me llega un mensaje al celular pero ni me molesto en leerlo, ya se lo que dice.
Ella no insiste, todavía tiene 20 días de vacaciones.
Compro en el minisuper de 24 horas un paquete de bolsas negras para basura y me voy a mi departamento.

jueves, 20 de noviembre de 2014

Daphne Blue [primera parte]

Julieta me pregunta que si quiero a cierta chica.
La respuesta correcta es que antes llegaba a casa a escribir poemas y cuentos y que ahora llego a llenarme de televisión y lectura para distraerme de la depresión. La respuesta correcta es que tengo 22 años y que no sé qué es lo que quiero..
“La quiero” Le respondo a Julieta.
“Entonces ve por ella” dice ella.
Quiero explicarle que no es algo tan sencillo como quiere hacerme creer pero en lugar de emitir palabras me limito a clavar la vista en el techo sobre nuestras cabezas, su cabeza sobre mi pecho esta una decena de centímetros más cerca de este que la mía.
“Por lo menos consíguete otra novia o que se yo”
El problema es que yo no puedo querer a alguien a quien no admiro y no  puedo admirar a nadie a quien no perciba como superior a mi, y cuando percibo a alguien como superior a mi les comparo con cierta chica y entonces todo se viene al cuerno, debería dejar de hacer eso pero en este punto ya no puedo, es un vicio.
Los vicios acaban matándote.

Mientras pienso en ello acaricio la cabeza de Julieta aun sobre mi pecho y me pregunto si en realidad no necesitare más cosas como esta. Es el estado zen cortesía del coctel de endorfinas post-coito; la nube de humo y ceniza que te hace creer que nunca has visto las cosas con mayor claridad.
Eso y posiblemente nada más.
La cabeza de Julieta huele a champú de fresa y su ropa interior rosa esta a un costado al alcance de mi mano, un poco más allá junto a la puerta de la habitación esta la mía. Su habitación huele a humedad y en toda la casa hay un perpetuo desorden. A veces me pregunto sobre cómo alguien puede vivir así pero a estas alturas estoy convencido de que no se sentiría cómoda viviendo de otra manera, ella encuentra el orden en su propio caos, a pesar de que tiene literalmente montañas de ropa traídas de la lavandería sobre los sofás de la sala y el piso de su alcoba; no pierde nada y siempre encuentra aquello que busca, a final del día termino encontrado todo aquello bastante poético.
No sé si le guste el caos o si solamente le da pereza vivir de otra forma, sin embargo, no es el tipo de pregunta que me apetezca hacer y no me molesta vivir con la duda.
Su cabeza huele a champú de fresa y mis dedos se clavan entre los cabellos de su nuca.
“Si la quieres ve y díselo, no seas idiota”
A lo mejor lo que necesito son cosas así. Mirar despreocupadamente el techo de una habitación desordenada con el cuerpo desnudo de alguien encima.
“Si la quieres vale la pena luchar por ella”
Dormir de día, salir por la noche.
Aceptar que nunca voy a competir en un triatlón y dejar de sentir culpa cuando enciendo un cigarrillo.
Aceptar que me estoy muriendo al igual que todos.
“La verdad” Le digo “tengo 22 años y francamente no se lo que quiero”.

No tengo insomnio pero no me es inusual quedarme despierto hasta las 7 u 8 de la mañana. De igual manera suelo dormir hasta pasado el mediodía, así todos los días desde hace más de un mes. No es insomnio sino hábitos de sueño muy mediocres.
Priva de sueño al cuerpo y lo resientes enseguida.
Te mueres más pronto por privación de sueño que por inanición. En cierto sentido todos nos estamos muriendo.

 Mi cuerpo está en su peso ideal, el índice de masa corporal de una persona sana y funcional ni muy delgado ni demasiado gordo.
Empieza a preocuparte demasiado sobre tus hábitos de sueño y eso te provoca estrés, el estrés te impide dormir asi que enciendes un cigarrillo para aliviarlo. Fuma con cierta frecuencia y debes empezar a contrarrestar la resistencia natural que desarrollas con dosis mas grandes. La nicotina inhibe el apetito.
Esta vez el cabello de Julieta huele a crema para peinar con extracto de naranja. Me ofrece una botella de agua purificada y un montón de palomitas.
“Si la quieres no dejes que ande por ahí con otro” dice.
“Esas cosas no están bien, no deben ser. No puedes dejar que otro sujeto ande con ella si de verdad la quieres” Dice y lleva mi mano por debajo de su falda de mezclilla hasta su entrepierna.
El resto de la sala de cine lo ignora pero llevamos jugando así desde que nos sentamos, yo meto la mano por debajo de su falda y cuando paro ella mete la suya al interior de mi cremallera.
La boca de Julieta sabe a la sal de las palomitas y a los dulces que escondió en su bolso.
Las parejas de los lados miran con curiosidad incomoda nuestro juego como convencidos de que si fijan la mirada por más de unos segundos quedaran ciegos o los tacharan de pervertidos.
“El problema es” le digo a Julieta “que si esta con otro quiere decir que no anda conmigo, y el que  no esté conmigo me hiere a mi menos de lo que heriría a ella el acercarse a mi"
Y entonces Julieta me cuenta la historia de los puercoespines que no pueden acercarse sin lastimarse con sus espinas.
Y si, soy un jodido puercoespín.
A lo mejor eso es lo que necesito, no me molesta acercarme a personas que no admiro porque entonces no me importa demasiado si las lastimo o no pero no puedo acercarme así nada mas y herir a cierta chica.
La película va por la mitad y siento mis ojos pesados, le aviso a Julieta que voy a quedarme dormido y ella responde que va a seguir de todos modos; así que pierdo la lucidez con su mano en el interior de mi cremallera.

En algún punto empecé a padecer narcolepsia.

domingo, 16 de noviembre de 2014

Tengo ganas de ponerme autodestructivo.

martes, 11 de noviembre de 2014

Hace 10 años tu yo del pasado rezó por tu felicidad.

viernes, 7 de noviembre de 2014

Arcoiris bosniano

En la sala de espera hay un sujeto con una camisa polo gris de esas que personalmente encuentro insoportables sobre la piel y un pantalón caqui. Esta tan nervioso que ha modo de ejercicio de distracción mental ha pasado los últimos veintidós minutos contando y buscando patrones entre las lozas del suelo. De momento ha encontrado una mancha que parece una sirena y otra que parece una cara mirándole fijamente.
Maldice el día en que decidió nunca empezar a fumar.

A una decena de metros mas allá tras una puerta con la leyenda "solo personal autorizado", rodeada de equipo medico su esposa da a luz a su primera hija.
No han decidido un nombre aun.
Son las 12:34am de alguna forma la hora es información relevante, el que los números del reloj digital muestren la hora como una sucesión perfecta de cuatro dígitos no es mas que una casualidad afortunada.
El dia es 22 de Marzo de 2014, todo esto constara en el acta medica de nacimiento junto con el nombre.
Lucia sale al mundo a recibir su primer contacto con el aire y llora el primer llanto que le abrirá los pulmones saturados de liquido amniótico.
El que la recién nacida vaya a llamarse Lucia es algo que de momento ambos padres y la bebe aun desconocen. El nombre planeado es mucho menos imaginativo y ordinario.
De momento la única persona llamada Lucia en el edificio es la doctora que va a salvar la nueva vida de la recién nacida cuando esta deje de respirar sin razón aparente dentro de 12 minutos.

Tanta emoción hace que el señor Pernas; con su camisa polo gris y todo le pida el primer y único cigarrillo que va a fumar en su vida al guardia del estacionamiento. En 3 horas y 23 minutos va a encender el cigarrillo y terminarselo de 7 caladas sin toser ninguna vez. Lo va a encontrar repugnante por lo que cuando su hija empiece a fumar en 16 años y 2 meses a partir del dia de su nacimiento no sera una consecuencia directa del ejemplo paternal sino resultado directo de la influencia externa de su amiga Becky.
Becky le dice "Luciernaga".
Luciernaga la llama Becka.

Sobre sus ojos.

Cuando aquellos ojos te miraban, te morías un poquito.
Los franceses llaman a cierta fase del orgasmo “le petit mort” o “la pequeña muerte” pero ese es un término más bien poetico y yo hablo de algo completamente literal. Cuando aquellos ojos azul pálido, como el color de los hielos de alguna parte de la Antartida te miraban te detenías y sentías como se te escapaban 2 o 3 minutos de vida que no ibas a recuperar jamás. Esos ojos tenian la forma el tamaño y el color de 10,000 cosas que no podría describir jamás. Resumiendo; ella tenia unos ojos muy bonitos.

Sobre la ansiedad, el miedo y el silencio.

Presuntamente todas las personas tenemos "pensamientos espontáneos" y son especialmente frecuentes con padres de recién nacidos. Es bastante común en realidad; el padre sostiene por primera vez a su hijo recién nacido y al mirar a aquella indefensa criatura que acaba de salir el viente de su esposa su primer pensamiento es "si quisiera podría soltarlo y matarlo" o "podría aplastarle la cabeza usando únicamente las manos" o algún otro derivado. Muchos padres se niegan a sostener a sus primogénitos y tomando en cuenta la naturaleza de estos "pensamientos espontáneos" es sencillo imaginar porque.
Piensa en ello cuando pienses que tu papá no te sostuvo o abrazo lo suficiente cuando eras niño, podría estar intentando salvarte de el mismo, o protegiendo su propia cordura.

Recuerdo particularmente una escena:
Iba por el walmart empujando el carrito. No me sentía particularmente bien y hubiera preferido estar en vez de ello echado en cama en posición fetal intentando no sucumbir ante el miedo absoluto como había estado los últimos 3 días en la privacidad de la casa que rentaba solo. Cuando estas en ese estado mental prácticamente auto-impuesto de "estoy frágil, debo tener cuidado de no romperme" todas las sensaciones se amplifican, pasas por la sección de los pañales y el color verde infantil de las envolturas parece vibrar y el olor a supermercado te atasca la nariz. Andaba empujando el carrito cuando llegué a la sección de carnicería. Indescriptible.
La cabeza llena de escenas e imágenes sin que puedas controlarlas y cada una mas horrible que la anterior.
El problema no son las imágenes en si, el problema es que una tiende a generar mas, y te sientes como la mayor mierda de persona por albergar semejantes pensamientos en tu cabeza, así que intentas frenarlos pero no puedes y empiezas a creerte que bueno, a lo mejor estas loco, a lo mejor acabaras haciendo horrible, a lo mejor así es como se empieza.
El miedo mas absoluto sale de ti y es hacia ti mismo.

Voy a resumir.
En un punto decidí que iba a matarme.
Pierdelo todo y obtienes la libertad de los que ya no tienen nada.
Vas a la escuela y no estas ahí, te cuestionas sobre si realmente tienes que seguir yendo tomando en cuenta lo que pasas y tus ultimas decisiones en torno a ti mismo.
Vas por la calle y te preguntas si eres capaz de llevar una vida normal.
Te imaginas todos los escenarios posibles.
¿Seré capaz de escalar una montaña?
¿Llevar una familia?
¿Criar hijos?
¿Tener una relación normal y estable?
¿Sucumbiré ante mi mismo?
¿En que punto?
En un punto decidí que iba a matarme solo en caso de que empezara a sucumbir ante mi mismo.
De pronto ya nada tuvo demasiada importancia.
Todo era diminutas gotas de lluvia golpeando el parabrisas de un auto que va a 120 kilometros por hora hacia su destino. Un cosa efímera golpeando algo que ante su fuerza es imperturbable.
Pierde tus amistades, pierde tus relaciones, pierde todo y ni parpadeas.

Te despiertas por la mañana  y disfrutas tus minutos de calma antes de que empiecen los ataques.
Te despiertas por la mañana e intentas no moverte ni pensar en los ataques ni someterte a nada que pudiera provocarlos.

Decidí buscar ayuda.

Y aprendí un ejercicio de lo mas útil, cuando empezase a sentir un ataque despejaría la mente y me centraría en un solo estimulo de mi entorno.
Por ejemplo; si estuviese en cama y sintiera uno podría pasar mi mano por las sabanas y centrarme en la textura, en la temperatura y demás caracteristicas de esta.
Retoma el control de ti mismo y todo cambia.
Vives después de haber visto de frente a la muerte y a lo mas oscuro de tu mente.

Es como ver un ovni o un fantasma, no importa que tan real sea para ti, es algo que no le puedes contar a los demás sin que te vean con esa idiota cara de escepticismo.
Blanco o negro blanco o negro blanco o negro blanco o negro.

Me siento solo.